viernes, 19 de enero de 2007

PERITAJE INFORMATICO

Buscando una aguja en el pajar...

Parte III: Arbitraje

Arbitraje

"...Cuando los involucrados en una disputa que no han podido resolver entre ellos, ya sea por haber agotado los procesos previos de negociación, mediación o conciliación o por estar así directamente previsto se aplica el proceso de arbitraje recurriendo a un tercero neutral para que les resuelva el conflicto en forma ecuánime y pronta...”(1)
Ello se realiza a través de:
  • Un proceso conducido por uno varios especialistas en solucionar disputas.
  • Siguiendo las pautas de confidencialidad, imparcialidad, satisfacción.
  • Una gran economía patrimonial, procesal y emocional.
  • Respetando fundamentalmente la voluntad de las partes.
  • Dar pronta solución a las disputas.
  • Atendiendo básicamente a la satisfacción de las necesidades, intereses, deseos y objetivos con los mínimos sacrificios de los participantes.
  • Poniendo especial atención a los valores, las estructuras de lógica y a las emociones.
  • Tomando una decisión sobre la base de lo abogado y documentado por los participantes.(1)
Según Derecho Comercial se entiende al arbitraje como la manera de exclusión de los órganos estatales de administración de justicia para la resolución de uno o más conflictos determinados. Esta exclusión es normalmente consecuencia de un acuerdo de voluntades entre las partes, denominada genéricamente “ pacto arbitral", pudiendo también ser dispuesta por el propio legislador que determina la remisión a arbitraje de ciertas categorías de conflictos en los que interpreta que la vía judicial resulta inconveniente.

El pacto de compromiso que le llega al perito debe incluir:
  • Fecha, nombre y domicilio de los disputantes.
  • Nombre y domicilio de los árbitros.
  • Cuestiones sometidas al juicio arbitral.
  • Multa en caso de incumplimiento.
Laudo

El laudo es la decisión emanada de los árbitros que pone fin al litigio, resolviendo definitivamente el diferendo que las partes les habían sometido. Tiene el carácter de una verdadera sentencia, e impone a las partes una solución para las diferencias que los separaban, considerándose una auténtica resolución que los árbitros expiden como consecuencia de la autoridad o poder de juzgar que las partes les dieron.
El laudo arbitral tiene idéntica eficacia jurídica que las sentencias judiciales, ejecutándose por los mismos medios y procedimientos.


(1) Fuente: http://ianca.com.ar y Derecho Comercial

No hay comentarios.: